Habito de la lectura en niños.

Como lo hemos hablado en artículos anteriores, el habito de la lectura en nuestra sociedad actual es poco valorado y esta siendo cada vez más abandonado, principalmente porque no esta teniendo la divulgación suficiente en nuestras comunidades y también por el gran impacto que la tecnología está teniendo en nuestras vidas; situación que resulta absurda dado que debería ser todo lo contrario pues gracias a eso, las plataformas que pueden utilizarse para el fomento de la lectura han aumentado considerablemente y resulta muy fácil tener acceso a ello para la mayor parte de la población en el mundo. Pero desgraciadamente, los individuos que cuentan con las oportunidades, no hacen más que sumirse en el mundo digital y consumir contenido insustancial o aplicaciones intrascendentes, que no hacen nada más que entretenerlos solo por algunos minutos pero no transmiten ningún tipo de conocimiento, dejando de lado por completo el contenido que podría nutrir su intelecto.

El sector infantil es un claro exponente de esa situación, pues podemos observar que son a repudiar todo aquello que no contenga una pantalla que puedan manipular con la yema de sus dedos. Es a través de ellos que podemos percatarnos de que si, los libros están siendo arrinconados y olvidados, porque no parecen ser lo suficientemente divertidos. Yo que cuento con la compañía de niños en mi día a día, puedo asegurar que en cuanto se les hace la invitación de dedicar unos minutos a un libro, se niegan por completo pues les resulta aburrido, ya que éste no posee el brillo o la intensidad de colores con los que cuenta una pantalla de cualquier dispositivo. Eso conlleva una fuerte afectación en la capacidad cognitiva, lo que se ve reflejado en no ser capaz de tomar decisiones propias, problemas graves de expresión y de memoria a corto plazo, y solo por mencionar algunos.

Y es que no me dejarán mentir, en la actualidad algo muy común es que muchos padres para evitar la fatiga de lidiar con la energía de sus hijos simplemente ponen a su disposición un dispositivo móvil que si, los mantendrá entretenidos por unas horas, pero que no tiene mayor efecto más que dañar su visión desde temprana edad, así como también hacerlos cada vez más inútiles y menos capaces de realizar determinadas acciones por su propia cuenta pues caen en la costumbre de que un dispositivo realiza todo por ellos y les muestra gran cantidad de contenido tan solo moviendo sus dedos o hablando directamente al dispositivo. Por lo que desatender a los niños de esa manera no es lo mejor para ellos; es comprensible que los padres no cuenten con el tiempo necesario por sus ocupaciones laborales y que los niños solo deseen jugar y realizar actividades que los diviertan, pero podemos encontrar una gran lista de distracciones que no requieren el uso de dispositivos electrónicos, que de igual manera mantendrá a los niños ocupados y que si tendrán efectos positivos en ellos, un buen ejemplo, la lectura.

Porque como comentamos hace algunas semanas en el articulo ¿Por qué leer?, tener el habito de la lectura tiene grandes beneficios en nuestra persona y mucho más si se adopta en una etapa de la vida del ser humano en la que se encuentra en pleno desarrollo, en la que se debe recibir constantes estimulantes que potencien la actividad neuronal, así que, ¿Por que no incitar a los infantes a leer?

A continuación te menciono algunos de los beneficios que ese habito puede tener en los niños:

  1.  Ayuda a mejorar su concentración
  2.  Desarrolla su imaginación y activa su mente.
  3.  Ayuda su ortografía y les muestra palabras nuevas.
  4.  Mejora su manera de interactuar socialmente, pues los hace más empáticos.
  5.  Ayuda a que aprendan sobre el mundo que les rodea y a respetar diferentes culturas o ideologías.



Pero si es cierto que la lectura tiene esos beneficios, ¿Por que no fuimos acostumbrados desde pequeños a realizarla con frecuencia? ¿Cuál es el origen de esa repulsión hacía la lectura en los individuos?
El problema de la aversión hacía la lectura no solo en los niños de la actualidad, sino también en generaciones anteriores, reside en una errónea ideología generacional producida hace algunas décadas en la que se adoctrina a los individuos para considerar los libros únicamente como material escolar, como una obligación del colegio y nada más. En ningún momento nos fueron presentados como alguna opción fiable de entretenimiento; en palabras claras: no fuimos estimulados para tener afición por ellos.

Pero, ¿Cómo acercar a los niños a la lectura si se niegan a abandonar los aparatos electrónicos?
Si la única forma en la que podemos hacer que el niño tenga un acercamiento con el habito de la lectura es a través de los aparatos electrónicos, hagámoslo por ese medio. Lo que podría hacerse es buscar en el gran catálogo de opciones en cuanto a aplicaciones enfocadas a la lectura, alguna que resulte llamativa a los niños para poder mostrarles contenido literario que por supuesto sea apto para su edad y sean capaces de procesar, para de esa manera sembrar poco a poco en ellos ese valioso habito, aunque claro, lo mejor sería que acudan a los libros en formato físico, pero con algo se empieza; cada individuo de manera gradual descubre que formato se ajusta más a sus necesidades o gustos. Y algo muy importante es no obligarlos a leer y permitirles que ellos mismos escojan sus lecturas, para evitar que repudien esa actividad; recordemos también que son niños y que actúan la mayor parte del tiempo imitando lo que son capaces de percibir en su entorno, así que pongamos el ejemplo, ¡Pongámonos a leer también! Leamos donde puedan observarnos e invitémoslos a nuestros momentos de lectura y lean junto con ellos, compartan con los pequeños el valor de los libros, comenten que son grandes fuentes de sabiduría, de entretenimiento y lo mejor de todo (Y que estoy seguro que a ellos les encantará escuchar) ¡No requieren la energía de ninguna batería! Por lo que las horas de diversión son ilimitadas.

No dejemos que se diviertan solo con las aplicaciones de sus personajes favoritos de la televisión, inculquemos en ellos desde temprana edad un interés hacía la cultura y las artes, a cultivar su intelecto.



El cambio depende de nosotros como personas adultas que poseemos una mayor capacidad de raciocinio para que ilustremos a las generaciones más jóvenes, porque detengámonos a pensar por unos instantes... ¿A dónde llegara el ser humano si continuamos de esa manera? ¿Qué será de nosotros como especie si en el futuro nos mantenemos dominados por la tecnología y abandonamos aspectos de verdadera relevancia como lo es potenciar nuestra actividad neuronal?

Los avances tecnológicos claro que tienen efectos positivos en nuestra vida, es algo que no puede negarse; el problema es el mal uso que le estamos dando, pues gastamos nuestro tiempo consumiendo y compartiendo gran cantidad de contenido sin relevancia, en vez de emplear ese tiempo en actividades que nutran nuestro intelecto y que tengan resultados beneficiosos en nuestra persona, así que...
Hagamos el cambio, ¡Leamos e invitemos a leer!



Sin más por el momento, no me queda más que desear libros y salud para todos, ¡Saludos cordiales! 🤓


13 comentarios:

  1. Me gusto mucho este articulo y tienes mucha razon en todo, hay que invitar a los niños a leer!

    ResponderEliminar
  2. Parece una buena idea esa de llevarles libros en los medios que se pueda,deberias de hablarnos de aplicaciones buenas para leer,yo soy una madre joven que tiene ese tipo de problema con mi niño
    ojala tomes en cuenta mi comentario,recibe un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho cuando escribes articulos asi Brian & estoy de acuerdo en que solo nos han enseñado a ver los libros como cosas de escuela por eso la gente no quiere leer & si hay que hacer un cambio y ponernos a leer mas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por supuesto!
      Hay que empezar con el cambio desde uno mismo y dedicarle más tiempo a actividades que tengan efectos positivos en nuestra persona.

      ¡Saludos cordiales!

      Eliminar
  4. Es muy cierto que la tecnologia nos atonta cada vez y nos hace mas huevones y si los niños van de mal en peor hay que hacerlos que dejen las tabletas un rato y se pongan a hacer mas que solo jugar, estoy de acuerdo con quien dijo que hables de aplicaciones buenas y gratis para leer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo haré en los próximos días; ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Estoy de acuerdo con tu forma de pensar me gusto mucho tu articulo Brian, por que si es cierto a los niños se les enseña con ejemplo y si ellos ven que uno lo hacen ellos lo haran tambien y nada mejor que enseñarlos a leer desde chiquitos y si tienes razon es mejor los libros de papel para que no se dañen la vista mas pero como dices de algo se empieza.

    Un buen trabajo como siempre Brian, un saludo mi amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, hay que empezar con el cambio desde uno mismo; gracias por tomar de tu tiempo para dedicarle a la lectura del articulo. ¡Saludos cordiales!

      Eliminar
  6. Sabias palabras mi querido Brian, que tengas un hermoso dia.

    ResponderEliminar
  7. Si deberias hablar de aplicaciones donde se puedan encontrar libros gratis o paginas donde se puedan descargar pdfs gratis de libros para niños,ami tambien me interesa eso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dudo que Brian te diga o no aqui por su blog de paginas para descargar libros pdf, el ya ha dicho varias veces que no apoya eso de piratearse los libros.

      Eliminar
    2. El cooment de arriba tiene razon checando en las preguntas frecuentes uno se se entera de eso!

      Eliminar
    3. Hablaré sobre ese tema en los próximos días de manera detallada, ¡Saludos!

      Eliminar

Evita realizar comentarios con fines ofensivos.